El Entrenamiento de Transiciones en Triatlón: Una Propuesta (I)

El triatlón es un deporte formado realmente por tres disciplinas diferentes (natación, bicicleta y carrera), practicados en competición de forma continuada. El tiempo de cambio entre una disciplina y otra, que conlleva cambio de actividad, material e incluso musculatura implicada, se denomina transición.

Estas fases pueden ser de importancia vital en determinados  niveles, y requieren de su entrenamiento específico. Con este artículo intentaremos dar nuestra visión sobre este aspecto.

Entendemos las fases de transición, como períodos de adaptación muscular de una disciplina a otra, con los cual deben ser realizadas a ritmo de competición, y no tendría otro sentido realizarlas a otros ritmos salvo para su entrenamiento conceptual, pudiendo trabajarlas incluso con visualización.

No debemos confundir, por tanto, transiciones con una sesión compleja con dos entrenamientos continuados (natación + bicicleta, o bicicleta + carrera, e  incluso las tres disciplinas continuadas, como iremos desgranando posteriormente).

Además, hemos de tener en cuenta que la fase de transición de bicicleta a carrera, suele tener  bastante riesgo de lesión(1-6) por lo que debería ser  debidamente planificada en los momentos oportunos para que no vaya en detrimento, por transferencia negativa, de los entrenamientos musculares de cada disciplina en sus fases específicas, de adaptación muscular y/o compensatorios en función de los autores que utilicemos. Pero vamos por partes y para seguir con la reflexión, no vamos a adelantar acontecimientos.

Foto 6.zone_Boxes

Cómo entrenar las transiciones

Nuestra opinión es que las transiciones deberían entrenarse dentro de los trabajos de ritmo de prueba. En este sentido, proponemos la siguiente diferenciación, dentro del trabajo exclusivamente de transiciones [i]:

1.- Entrenamientos de ritmo resistencia: Son trabajos de un mayor volumen que las necesidades de la competición[ii], con descansos completos entre cada transición, porque sería considerado un entrenamiento de repeticiones, al ritmo previsto de realizar en el evento principal que estamos preparando(7-8). En este apartado podríamos hablar de multitransiciones, y sería el primer paso en el tiempo dentro de este tipo de entrenamientos.

Un ejemplo de este tipo de entrenamiento de ritmo para una distancia Ironman, podría ser:

3 x (1 km bicicleta + transición + 500 metros carrera.)/5-8’ descanso para analizar lo realizado y recibir feedbacks (se puede grabar y visualizar). El rimo sería el propio de la prueba y el planteamiento de la prueba en función de la estrategia y características de los deportistas (uniforme, negativo)

2.- Entrenamiento de series rotas y simuladoras: Se fraccionan distancias de competición en otras más pequeñas para percibir feedbacks. Es compatible con entrenamientos de visualización, y normalmente las series se paran con descansos cortos para poder pensar, valorar y recibir feedbacks directos de tiempo y orden. Las series rotas estarían divididas en partes iguales (o dentro de cada disciplina), mientras que las series simuladoras se romperían en partes desiguales, normalmente coincidiendo con los momentos en que nos interesa justamente el feedback para mejorar información sobre un error determinado. La intención final es la de imitar los parciales del ritmo que entrenamos. En este apartado estarían incluidas las transiciones propiamente dichas. El volumen total es más bajo que los entrenamiento del ritmo resistencia.

Un ejemplo de este tipo de series para el mismo deportista y misma distancia, podría ser el siguiente:

3x (500 metros bicicleta- quitar calas y comenzar fase carrera hasta el box/10-15” descanso + quitar casco, poner zapatillas- en función del ritual del deportista/10-15” para recibir feedbacks o pensar lo realizado-  y comenzar carrera hasta 200 metros.)/5-8’ descanso para analizar la transición y recibir feedbacks (se puede grabar y visualizar). El rimo sería el propio de la prueba y el planteamiento en función de la estrategia y características de los deportistas (uniforme, negativo)

3.- Entrenamiento de ritmo de competición: Se entrenan en distancias inferiores a la competición, con planteamientos adecuados y en relación al tiempo que se desee lograr (7-8). Como vemos, las principales diferencias que aparecen con respecto a los entrenamientos de los niveles anteriores, son  el concepto de tiempo, y que el volumen total y la cantidad de repeticiones continúa descendiendo (para poder mantener esos tiempos).

foto 4 

Siguiendo con el deportista del ejemplo anterior, un tipo de trabajo de ritmo de competición podría ser el siguiente:

2x (500 metros bicicleta + transición + 200 metros carrera.)/10-12’ descanso para analizar las transiciones. El entrenamiento puede ser filmado en vídeo para su análisis. El ritmo sería el propio de la prueba y el planteamiento  en función de la estrategia y características de los deportistas (uniforme, negativo).


[i] Dentro de este apartado estamos hablando exclusivamente del entrenamiento de ritmo de las transiciones, no nos referimos en absoluto al trabajo de ritmo de cada disciplina por separado, necesario para la obtención de resultados. Desde este punto de vista la propuesta sería entrenamiento de ritmo de cada disciplina y de las transiciones, todos por separado (cuatro tipos de entrenamientos de ritmo, con sus respectivas fases)
[ii] Cuando hablamos de los volúmenes de competición, seguimos hablando del tiempo real que tardamos en cada una de las transiciones, no del volumen absoluto de la competición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *