Evolución Histórica del Entrenamiento de Fuerza en Natación

En los últimos 30 años hemos asistido a un giro radical en la mentalidad sobre el entrenamiento de la fuerza en natación.

Posteriormente, en los años setenta, se hizo popular la preparación orientada a desarrollar la resistencia de fuerza mediante la utilización de mecanismos de entrenamiento de muelles tipo Mertens-Huttel, y otros dispositivos que permitían imitar los movimientos de la brazada en todos los estilos de natación en condiciones de régimen isotónico y de régimen de resistencias alternas. Esto provocó un gran aumento en los resultados en las distancias medias y largas así como una reducción significativa en las de velocidad. Este fenómeno se observó de forma muy notable en la preparación de los velocistas de la antigua URSS y la ex RDA.

Al mismo tiempo en EEUU adquirió una amplia difusión el entrenamiento en régimen isocinético. Las máquinas de musculación isocinéticas tipo Mini-Gym fueron utilizadas en la preparación de nadadores de la Universidad de Indiana, en donde durante muchos años dirigió el trabajo el destacado entrenador Counsilman y donde se prepararon destacados velocistas de los setenta como Spitz, Montgomery, Murphy y otros.

Foto viejaMétodo Isocinético

El método isocinético estuvo muy de moda a finales de la década de los 60 y a comienzos de los años 70, sobre todo en los EEUU. En esencia, este método comprende el empleo de un aparato isocinético el cual controla la velocidad de movimiento de forma que permite al nadador esfuerzos máximos o próximos a estos, prácticamente en cada fase del movimiento. Ello hace posible que los músculos trabajen con una carga óptima en el recorrido de todo el diapasón de movimientos.

Muchos autores (Grosser, 1986; Wilson y cols., 1991; Platonov y Fessenko, 1994; Bosco, 2000, cit en Castro 2008)1  consideran que los ejercicios isocinéticos deben ser un recurso básico de la preparación de fuerza, sobre todo en el desarrollo de la RFE y de la fuerza explosiva. Este punto de vista se basa en una serie de ventajas que posee el régimen de trabajo isocinético frente a otros regímenes. Entre las mismas se encuentra la posibilidad de una carga óptima que corresponda a las posibilidades de fuerza del nadador en cualquier fase del movimiento dinámico o la posibilidad de variar la velocidad de los movimientos en un amplio diapasón, lo que contribuye al incremento de la cantidad de fibras que participan en el trabajo, así como aproximar la velocidad del movimiento al realizar ejercicios de fuerza a la velocidad característica de la actividad competitiva. Otras ventajas son también la considerable reducción del tiempo necesario para ejecutar los ejercicios, la disminución de posibles lesiones músculo-articulares, la no necesidad de un calentamiento intenso, la rápida recuperación tras los ejercicios y la recuperación efectiva durante el proceso del mismo trabajo1

Bio1 Bio2

Máquina BIOMETER SWIMBENCH Fahnemann. Esta máquina  ofrece nueve niveles de resistencia de forma descendente (el nivel 9 ofrece menor resistencia, siendo el nivel 1 el de mayor  resistencia). Se considera una máquina biocinética, porque proporciona una aceleración constante en función de la fuerza que aplicamos. Dicha máquina da información sobre el número de brazadas realizadas y los kilopondios de fuerza desarrollados en cada serie, es decir, nos permite conocer potencia media de brazada durante el tiempo total de trabajo

Bio3 Bio4

Con este tipo de máquinas, sin  ánimo de realizar una revisión exhaustiva, se han realizado muchos estudios que nos pueden

1.- Revisión acerca de efectos del rendimiento tras entrenamientos de fuerza y potencia dentro y fuera del agua3

2.- Correlación entre resultados de test en banco y marcas realizadas2

3.- Correlación entre fuerza de la parte superior del tronco con la velocidad y potencia de nado4

4.- Su utilización como medio de evaluación y entrenamiento de la fuerza5

_DSF5454

 

Citas bibliográficas

1.- Castro Martínez, C (2009). Consideraciones relativas a las manifestaciones de la fuerza en natación. En  Revista Digital -Buenos Aires- Año 13. Nº 125. En: http://www.efdeportes.com/efd125/consideraciones-relativas-a-las-manifestaciones-de-la-fuerza-en-natacion.htm

2.- de Vicuña, O. A. G., Sáenz, G. C., Castán, J. C. R., & Isla, F. J. G. (2006). Estudio de la correlación de los resultados del test en el banco biocinético y las marcas realizadas por los nadadores de Castilla y León. Motricidad: revista de ciencias de la actividad física y del deporte, (15), 4

3.- Carrera Moreno D, Luque Carmona J (2009). Revisión documental acerca de los efectos en el rendimento de un nadador tras entrenamientos de fuerza y potencia en seco t/o dentro del agua. En: EmásF, Revista Digital de Educación Física. Año 5, Num. 25 (noviembre-diciembre de 2013) http://emasf.webcindario.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *