Integrando Ejercicios de Equilibrio y Estabilidad Postural en el Calentamiento

Habitualmente realizamos calentamientos previos a la actividad física de forma estructurada o rutinaria sin pensar qué tipos de trabajo podemos hacer. La lectura de este artículo, para ello recomendamos la lectura del artículo “integrando ejercicios de equilibrio y estabilidad postural en el calentamiento funcional de jóvenes atletas” con el fin de sacar el máximo provecho  a este tiempo de entrenamiento.

El objetivo del calentamiento funcional es estimular los componentes sensorial y motor relacionados con el sistema propioceptivo (feed-forward) y reactivo (feed back) a través de patrones de movimiento funcional.

Esta idea persigue la mejora de la información propioceptiva y conciencia kinestésica con el fin de aumentar la activación postural llevando a cabo mayor estabilidad de CORE y control postural, sin llegar al cansancio de la zona que podría producir lesión por incapacidad de mantener la activación.

Por otro lado, la mayor parte de los preparadores físicos y entrenadores prescriben ejercicios de EEP[i] como prevención/ pre-habilitación de lesiones.

Clessey y cols (1) sugieren que las actividades que constantemente generan desequilibrios, desafían la proyección del centro de gravedad sobre la base de apoyo de los atletas, promueve efectos en el entrenamiento que mejoren la habilidad de recuperar la estabilidad en situaciones deportivas. Con este fin, los ejercicios de EEP pueden controlar en una mayor concienciación de la posición de la columna lumbar y de la orientación pélvica durante los movimientos dinámicos.

En este sentido se han realizado estudios o propuesta sobre jóvenes deportistas en forma de calentamiento, desde un punto de vista neuromuscular. En todo caso debe quedar claro que este tipo de trabajo no debe sustituir otras actividades, como el entrenamiento de fuerza.

 Con todo esto, nosotros nos preguntamos si este tipo de calentamiento sería conveniente en deportistas adultos y para qué tipo de  deportes. Nuestra propuesta está dentro de la idea de agilizar el entrenamiento compensatorio y preventivo de lesiones, en la media de las posibilidades, como la toma de conciencia del control postural.

En este sentido, las ventajas podrían ser las siguientes:

  1. Realizar, por norma, un mínimo entrenamiento preventivo de lesiones porque si lo dejamos para otro momento, acabamos suprimiéndolo
  2. Toma de conciencia del control postural previo a la adopción de posiciones propias del gesto deportivo (montar en bicicleta, natación, carrera, posición concreta ante la barra como sentadillas….)
  3. Concienciación de nuestra postura tras una jornada laboral con posiciones relativos a nuestro trabajo (muchas horas sentado, ordenador, mucho tiempo de pie, brazos sobre la cabeza con secador o bandeja….)

Aunque aún no haya estudios de este tipo en adultos, pensamos que sería recomendable su uso durante el calentamiento previo a la actividad (en todo caso no será perjudicial), y así damos funcionalidad y variamos nuestra rutina.

Recomendamos asimismo la lectura completa del artículo.

 Bird, S. P., & Stuart, W. (2012). Integrating Balance and Postural Stability Exercises into the Functional Warm-up for Youth Athletes. Strength & Conditioning Journal, 34(3), 73-79.

(1) Cressey EM, West CA, Tiberio DP, Kraemer WJ, and Maresh CM. The effects of ten weeks of lower-body unstable surface training on markers of Athletic performance. J Strength Cond Res 21: 561–567, 2007

[i] Entrenamiento de estabilidad postural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *