Comentario de Artículo: “Entrenamiento de fuerza: Descubriendo tu técnica de enseñanza”

El estudio de cómo nuestros clientes  aprenden es crucial para entender cómo enseñarles  mejor. Para ello  podemos consultar:

Entrenamiento de fuerza: Descubriendo tu técnica de enseñanza

Para empezar, el autor recomienda como punto de máxima importancia la seguridad.  Una vez controlada esta variable, debería ser capaz de enseñar de la forma más efectiva posible. En muchas ocasiones ambas se superponen, haciendo que la forma más efectiva es, a la vez, la más segura.

Para conseguir una mayor efectividad en la enseñanza, si bien hemos de tener un conocimiento muy profundo de lo que estamos enseñando, esto nos tiene que ayudar a ser capaces de seleccionar y decidir cuáles son los puntos medibles y enseñables más cruciales para poder hacer progresiones en función del  deportista y del momento.

En este sentido el autor concluye con  una especia de guía de los puntos más importantes a tener en consideración a la hora de enseñar la técnica:

1.- La enseñanza debe estar basada en la piedra angular de la seguridad y efectividad, que en muchas ocasiones coinciden

2.- Las investigaciones sugieren que se usen entre 5 y 9 puntos de enseñanza por ejercicio

3.- Los puntos de enseñanza pueden ser intercambiados, mientras las informaciones importantes se están procesando (eso sería una progresión)

4.- La llave de los puntos de enseñanza de la seguridad deben ser usados siempre en primer y último lugar.

5.- Los monitores deben tener un conocimiento profundo de los otros puntos de enseñanza con el fin de ir dando sucesivos pasos hacia la técnica y que esta se vaya afianzando en la memoria a largo plazo.

Nuestro posicionamiento coincide plenamente con el del autor. Cuando realizamos una técnica compleja, una vez tenida en cuenta la seguridad, debemos ir colocando diferentes focos de atención en diferentes puntos para conseguir mejorar el gesto complejo. Estos puntos no deben ser muchos a la vez cuando trabajamos con la memoria a corto plazo, porque es imposible atender a varias cosas a la vez en el mismo gesto. Igualmente debemos ir jugando con los tipos de atención (Nideffer) amplia-reducida; externa-interna para conseguir montar el puzzle del movimiento complejo con una guía pedagógica clara. Este tipo de metodología puede y debe ser extrapolable a otros deportes.

Para más información o acceder al texto original:

Mullineaux, M. (2001). Strength Conditioning: Developing Your Teaching Technique. Strength & Conditioning Journal23(4), 17.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *