Resistencia de nado activa

La resistencia hidrodinámica que experimenta un nadador puede ser de dos tipos: (a) pasiva, cuando está deslizando y no mueve sus segmentos corporales, y (b) activa, cuando sí mueve sus segmentos corporales.

La medición directa de ambos tipos de resistencia es muy difícil de realizar, especialmente en el caso de la resistencia activa, por lo que las metodologías utilizadas hasta la fecha se centran en hacer cálculos indirectos. (Pérez & Belloch, 2008). 

Drag 2

En cuanto a la resistencia hidrodinámica activa, los primeros estudios con nadadores (Di Prampero y Rennie, 1972; Pedergast, 1973), emplearon un método basado en la relación lineal entre el consumo de oxígeno, y una resistencia creciente al añadir pequeños lastres a los nadadores. La resistencia activa fue calculada por la post-extrapolación de la línea de regresión lineal hasta un consumo de oxígeno.

Posteriormente, Hollander y cols. (1986), desarrollaron el sistema MAD system (Measuring Active Drag) en un nuevo intento por cuantificar la resistencia activa de los nadadores a cualquier velocidad de nado. El sistema consta de unas pequeñas plataformas previamente calibradas y conectadas a un transductor que registra la fuerza aplicada en cada brazada.
Drag 1

Finalmente, y este es el material que nos ocupa, Kolmogorov y Duplisheva (1992) desarrollaron su denominado “método de perturbación de la velocidad” para el estudio de la resistencia hidrodinámica activa. El método consiste en nadar dos veces 30 m a la máxima velocidad: la primera a nado libre y, la segunda resistido con un “cuerpo hidrodinámico” diseñado para tal efecto y previamente calibrado. En los dos intentos se calcula la velocidad media con un sistema de cronometraje convencional y, dado que en ambos casos la potencia desarrollada por el nadador es máxima y constante, la resistencia activa puede calcularse mediante una ecuación.

La gran ventaja de este método es su sencillez y su aplicabilidad a cualquier estilo de nado. Su gran inconveniente es que solamente se aplica a velocidad máxima (Belloch, Quesada, Soriano & Cuevas, 2013).
Drag 3

Figura a. Cuerpo hidrodinámico utilizado por Kolmogorov y Duplisheva:

1) Tabla de goma-espuma, 2) nivel del agua, 3) orificio, 4) juntas de unión, 5) anclajes para el nadador, 6) cilíndro metálico.

Bibliografía

Pérez, P., Belloch, S., (2008). El apoyo biomecánico a la mejora d ela técnica de nado. En NSW, 3 (1). 23-32.

Belloch, S. L., Quesada, J. I. P., Soriano, P. P., & Cuevas, Á. L. (2013). La investigación en biomecánica aplicada a la natación: evolución histórica y situación actual. Citius, altius, fortius: humanismo, sociedad y deporte: investigaciones y ensayos6(2), 103-149.

Kolmogorov, S. V. 8L Duplisheva, A.(1992). Active drag, useful mechanical power output and hydrodynamic force coefficient in different genders and performance levels. Journal of Biomechanics25(3), 311-318.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *