Comentario de artículo: Apoyo científico al entrenamiento

Cuando diseñamos un entrenamiento hay muchas variables diferentes que  controlar. La forma de combinarlas debería mantener unos patrones en función de los resultados de las diferentes investigaciones, y organizarlos con un cierto criterio. Para aclarar un poco de esta idea, recomendamos la lectura del siguiente artículo:

Palao, J. M., Villarejo, D., Ortega, E. (2015). Apoyo Científico al Entrenamiento. Un ejemplo de Abordaje Multidisciplinar e Integración de la Tecnología. Kronos14(1).

El desarrollo del deporte de competición viene apoyado en una serie de ciencias auxiliares, que permiten la aplicación de conocimientos, protocolos, tecnología y recursos  para la mejora de los procesos de entrenamiento de deportistas y entrenadores. En este sentido, el estándar de referencia actual para la generación de conocimiento es el método científico.

Las ciencias auxiliares, por tanto, deben investigar, medir y experimentar con los deportistas para dotar de información a los entrenadores (o en su caso, el propio entrenador, cuando trabaja sólo, debe valorar los conocimientos de las ciencias auxiliares para diseñar el entrenamiento).

En último caso, serán ellos los encargados de diseñar el programa y la forma de hacer llegar los contenidos y datos a los deportistas. Es evidente  que los deportistas no tienen  por qué dominar estos métodos y debemos buscar las líneas de actuación para hacerlos entender y desarrollar de forma sencilla y coherente para sacarles el máximo partido. Se trata pues de diseñar una serie de pasos (y a eso se llama planificación) para conseguir adaptar el conocimiento científico a los atletas.

Los autores de este artículo realizaron una experiencia con la selección española femenina de Rugby-15, donde se plantearon una serie de objetivos. La parte interesante de este artículo podría ser el proceso utilizado para la consecución de las metas planteadas.

Los autores plantean que en algunas ocasiones este proceso  de estructuración o puesta en práctica del plan de entrenamiento se ha considerado como “un arte” (Gutiérrez y Oña, 2005)[1].

Nuestra opinión, en tanto que los entrenadores buscan formas de organizarse preguntándose cuál sería la mejor, establecen hipótesis de trabajo y experimentan con deportistas para ver resultados y generar nuevos conocimientos, están realmente utilizando, al menos  intuitivamente, el método científico. Como conocen a sus propios deportistas, a la hora de decidir en qué medida administran cada conocimiento o en qué orden, quizá se apoyen más en aspectos psicológicos, didácticos o pedagógicos, que no dejan de ser ciencias (en tanto que usan el método). No podemos olvidar tampoco que el pragmatismo precede a la ciencia, realizándose investigaciones en función de los resultados obtenidos en el día a día, o utilizando a los deportistas en pruebas piloto para luego hacer investigaciones más profundas.

 

 

Palao, José Manuel., Villarejo, Diego., Ortega, Enrique. (2015). Apoyo Científico al Entrenamiento. Un ejemplo de Abordaje Multidisciplinar e Integración de la Tecnología. Kronos14(1).
http://g-se.com/es/journals/kronos/articulos/apoyo-cientifico-al-entrenamiento-un-ejemplo-de-abordaje-multidisciplinar-e-integracion-de-la-tecnologia-1806

[1] Según el texto del autor del artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *